Close

La amistad empezó con una carta…

En la historia, cuando todavía no había teléfonos móviles ni internet, la gente se enviaba sobre todo cartas, telegramas, tarjetas de felicitación, postales, etc. De esta manera se comunicaba todo el mundo sin que importara la distancia – de un país a otro, sobre océanos. Las cartas escritas a mano siempre han tenido un cierto encanto que hasta hoy en día ninguna red social logró superar. ¡La sensación que nos llena después de encontrar un nuevo sobre en el buzón no tiene precio!

En marzo de 2018, la Escuela Checa de Stuttgart nos contactó y nos propuso un intercambio de cartas entre los niños del 4o, 5o y 6o grado. ¡Esa fue una gran idea! Conocerse a través de las cartas es una hermosa aventura. Una carta escrita a mano vale más que cien mensajes cliqueados en un teclado y enviados por Internet… Así comenzó el conocimiento entre los alumnos checos a través de Europa.

Este año se ha intercambiado correspondencia con los niños de casi todos los cursos. Junto con Stuttgart creamos 17 pares de alumnos desde el 2o hasta el 7o grado. El primer envío de cartas lo expedimos antes de la Navidad… Bueno, cartas… ¡Era un tesoro entero lo que enviamos a Stuttgart! Sobres pintados a mano, páginas decoradas, palabras bonitas y regalos pequeños para nuestros amigos alemanes, pero lo más importante…. una hermosa escritura. El entusiasmo con el que nuestros niños escribían las cartas era increíble.

¡Todo el proyecto de correspondencia ha celebrado un gran éxito, por esta razón hemos decidido extenderlo y darle aspecto equivalente a los tiempos modernos en forma de una videollamada! Entonces, quién sabe… Al final de los amigos de cartas pasarán a ser amigos en persona.

A todos los niños les deseamos muchos mensajes e historias hermosas de un rincón lejano del mundo conocido o desconocido más y que las cartas sigan brindándoles mucha alegría y placer al escribirlas y leerlas.