Close

Con los diablos no hay bromas…

El sábado 30 de noviembre algo mágico estaba pasando en la Escuela Checa Madrid. Por los pasillos resonaba la voz de las campanas y la tensión en las clases estaba tan densa que fue posible cortarla. A la escuela llegó San Nicolás con el ángel y el diablo.

Desde la mañana, todos los niños junto con el personal docente estaban impacientes a que llegue San Nicolás con sus acompañantes. En cada momento se podía escuchar en el pasillo el tintineo del ángel o el pataleo del diablo. La emoción de su llegada corría como una avalancha pasando por las aulas. Todos los niños tenían preparado un poema, una canción o algún tipo de rima para mostrarle a San Nicolás para que los alabara. El ángel repartía paquetes llenos de alegría y sorpresa, y ya que la Escuela Checa la frecuentan solamente niños buenos, el diablo no se llevó a nadie, en cambio, los estaba alabando a los niños con San Nicolás.

Esta agradable visita pasó en la escuela toda la mañana y le dio tiempo también para ir a ver la administración escolar del Colegio Amanecer. El Día de San Nicolás en la Escuela Checa terminó exitosamente y las maestras así como los maestros se sintieron finalmente aliviados de que el diablo los dejó en paz y tampoco se los llevó a ellos.

Nos gustaría agradecer a la comitiva de San Nicolás y a todos los que hicieron este día posible.

En nombre del equipo de la Escuela Checa Madrid Eva Petruželová