Close

Al museo a ciegas

 ¿Podéis imaginaros estar en el papel de las personas invidentes? ¿Probar la situación de la gente con un hándicap visual que no puede confiar en su propia vista, pero muy a menudo tiene que confiar en otra persona? Los alumnos de la Escuela Checa Madrid tuvieron esta oportunidad durante la visita del Museo Tiflológico de Madrid.

El sábado 27 de octubre visitamos con nuestros alumnos el Museo Tiflológico con el propósito de reconocer las miniaturas de varios famosos monumentos españoles e internacionales. Esta vez los niños no usaron solamente su vista, sino también incorporaron el tacto. Una parte importante antes de la visita fue aprender las instrucciones de como guiar a las personas invidentes. El plan estaba claro. Ante todo no sobrecargar a los niños con detalles aburridos. Primero les presentamos a todos dichos monumentos para que pudieran unir la imagen visual con la imaginación táctil. La parte más atractiva para todos llegó al terminar el reconocimiento de los monumentos. Llegó el momento de formar parejas, usar los pañuelos y sobre todo, confiar en sus compañeros. A los niños les gustó esta actividad tanto que fue muy difícil pararla y volver a captar su atención de nuevo. Lo que finalmente conseguimos, por supuesto, ya que somos unas profesoras expertas. En cuanto volvimos a la normalidad, nos reunimos rápidamente para hacernos una foto colectiva. Al terminar la excursión los alumnos recibieron unas fichas con ejercicios para que pudiéramos comprobar sus conocimientos recién obtenidos. Tenían que señalar los monumentos españoles e internacionales en el mapa ciego y ¿qué más? ¡Fijaos! Nuestros alumnos conocen hasta las letras de Braille. En el último ejercicio tuvieron que descifrar una palabra escrita en braille basándose en este alfabeto. El resultado correcto os lo pueden decir solamente ellos. Después de dos horas fascinantes les esperaba a los alumnos una sorpresa por parte de la fundación ONCE.

¡Tantos regalos y tanta alegría! Finalmente, los padres recogieron a sus hijos contentos con las manos llenas de regalos. No pudimos haber celebrado el centenario de la República de mejor manera. Agradecemos muchísimo a la fundación ONCE todos los detalles que tuvo con nosotros.

Con la visita del Museo Tiflológico de la asociación ONCE recordamos los comienzos de la Escuela Checa Madrid hace ya siete años. Gracias a los señores José Luis Martínez Donoso y Petr Tuček la ECM podía haber empezado su actividad y enseñar dentro de las instalaciones de la ONCE. Les expresamos nuestro más sincero agradecimiento.

En nombre del equipo de la Escuela Checa Madrid

Nikola Machalová

Za tým ČŠM Nikola Machalová